Bali

Me encantan las caras.Las expresiones de felicidad, la locura, el orgullo, hasta la tristeza. Se escapa la humanidad por los ojos, en las sonrisas. Me fascina la picaresca en una cara, el amor que no se puede ocultar, las personas que no saben (ni quieren aprender) a disimular. Los transparentes, la inocencia… En Indonesia encontré mucho de eso..

 

img_2085img_2126img_2151img_2181img_2210img_2227img_2246img_2248img_2255img_2265img_2283img_2287img_2303img_2322img_2327img_2331img_2333img_2336img_2343img_2351img_2355img_2369img_2370img_2375img_2393img_2412img_2433img_2436img_2450img_2453img_2460img_2462img_2475img_2492

Blue Yogyakarta

Nunca sabes como fotógrafo cómo irá viéndose una ciudad en tu cámara, a veces descubres sorpresas como que todo tiene una misma tonalidad. En el caso de Yogya el color fue el azul. Puede que porque resulta una ciudad algo fría, que sentí cierto peligro viajando sola y que había un poco de tristeza en sus calles. A la vez, por eso mismo creo que me fascinó..

Yogyakarta
Sin título Yogyakarta
Yogyakarta Yogyakarta
Yogyakarta El vigilante
Evolución Yogyakarta
Hamelin